Los retos de la Facturae

estado_de_la_facturae

Han pasado casi dos meses desde la implantación de la factura electrónica en España y, a pesar del esfuerzo de adaptación, todavía queda mucho camino por recorrer. La puesta en marcha de la Facturae ha tenido un carácter dispar entre la Administración General, la Autonómica y la Local. Es en estos dos últimos entes donde los proveedores se han encontrado con mayores problemas a la hora de emplear el nuevo sistema electrónico.

Según los datos que aportó el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas en el encuentro de la factura electrónica celebrado por AMETIC el pasado 12 de febrero, el Sector Público recibió 130.000 facturas electrónicas, de los cuales 5.655 iban destinadas a la Administración General del Estado y solo 1.941 a organismos autónomos adheridos. Hay que tener en cuenta que las facturas enviadas que no cumplen con el esquema normado son rechazadas por la Unidad Tramitadora y se entienden como no presentadas. De ahí, la preocupación de las empresas ante los retos a los que todavía debe hacer frente el sistema.

Aunque la normativa permite el desarrollo propio de los puntos de entrada de facturas electrónicas por parte de las administraciones, no existe ningún censo actualizado en el que poder conocer todos. Evidentemente, esto se traduce en un esfuerzo añadido para los proveedores que han decidido desarrollar por sus propios medios la conexión con las administraciones. Ya que implica un desarrollo técnico considerable, debido a la existencia de diferentes puntos de entrada con requerimientos particulares. Hay que recordar que cada organismo puede diseñar sus propios requisitos técnicos y protocolos de comunicación, lo que dificulta el procedimiento.

Otro de los problemas más generalizados que han detectado los proveedores es que, a pesar de que algunas comunidades han indicado su adhesión a FACe, no están operativas. Es decir, la adhesión no es sinónimo de operatividad. En este sentido, también preocupa la interoperabilidad y la conectividad entre los puntos.

 

¿Cómo hacer frente a los retos?

La conectividad es uno de los aspectos más importantes y difíciles de gestionar en la emisión de la Facturae. Para solventar este problema, EDICOM ha desarrollado un Hub de Administraciones Públicas, que garantiza la conexión con cualquier organismo estatal, autonómico o local. Esta potente infraestructura aglutina todo el conocimiento técnico y lo actualiza permanentemente, de modo que las facturas se envían automáticamente al punto de recepción correspondiente con el protocolo que haya establecido esa Administración.


Fuentes:

http://facturae.com/nuestras-soluciones/hub-aa-pp/

http://www.ametic.es/

http://facturae.com/ccaa/hub-administraciones-publicas/

http://facturae.com/pistoletazo-de-salida-a-la-factura-electronica-con-la-administracion-publica-espanola/