Las Comunidades Autónomas apuestan por la facturación electrónica

img_post_estudio_facturas

La facturación electrónica en España como documento clave en las relaciones B2B privadas y públicas, está cada día más cerca de convertirse en una realidad.

Las medidas del Proyecto de Ley de impulso de la factura electrónica y creación del registro contable, presentado el pasado mes de julio en el BOE, podrían ponerse en marcha a partir de 2014. Según las previsiones del Gobierno, la implantación de la llamada Facturae supondría un beneficio anual para la Administración General del Estado de 51 millones de euros.

No obstante, las iniciativas para el fomento de la facturación electrónica en el Sector Público no se quedan en el ámbito estatal. También los ayuntamientos y las Comunidades Autónomas están haciendo importantes esfuerzos para adaptase a una administración libre de papeles. De hecho, hace unos días, la prensa se hacía eco del aumento de facturas recibidas en formato electrónico en el ayuntamiento de Pamplona durante este año. Y es que desde enero el incremento ha sido de 58 puntos, lo que ha supuesto pasar de una tasa del 27% al 85%.

También hemos conocido recientemente algunos proyectos autonómicos como el del Gobierno de La Rioja, que a partir del próximo año implantará la Facturae para “agilizar los plazos de pago a los proveedores, reducir cargas administrativas y reforzar la transparencia”.

Para leer la noticia completa haz clic aquí.