La Rioja implanta la factura electrónica

factura_electronica_larioja

La Rioja ha implantado ya la facturación electrónica en las relaciones comerciales entre la Administración y sus proveedores. El pasado 1 de julio, la medida se puso en macha con carácter obligatorio, aunque ya había entrado en vigor de forma voluntario desde principios de año. Esta apuesta tecnológica y de modernización forma parte de la Estrategia Digital para una Administración Electrónica, emprendida por el Gobierno riojano.
Hasta el momento, solo dos comunidades autónomas –La Rioja y la Comunitat Valenciana– han implantado la factura electrónica obligatoria en las relaciones con sus proveedores. Se han adelantado así al plazo marcado por la legislación estatal, que fija el 15 de enero de 2015 como la fecha límite para migrar a la Facturae.
Según el Gobierno de La Rioja, este nuevo sistema afectará en la comunidad a más de 70.000 facturas al año, que reducirán los tiempos de cobro. Y es que con la factura electrónica, la Administración mejorará el control del gasto público y del déficit, de modo que sea posible optimizar la tesorería y agilizar el pago a proveedores. Además, se prevé que las cargas administrativas disminuyan debido a la automatización del proceso.
Una de las principales novedades de este sistema, es que los proveedores podrán hacer un seguimiento de todas sus facturas. Bastará con una simple consulta para saber si la factura ha sido recibida, aprobada, pagada, etc. Las empresas y particulares se beneficiarán también de un envío más sencillo y de un importante ahorro económico derivado de los costes en papel, ensobrado y timbrado.

La implantación de la Facturae en España:
Aunque hasta el momento solo La Rioja y la Comunitat Valenciana han migrado a la factura electrónica, son muchas las comunidades que ya están preparadas tecnológicamente para dar este paso hacia la Administración sin papeles. Es el caso de Galicia, Cataluña, Castilla y León o Murcia. Otras, como Andalucía y Madrid, se encuentran todavía en fase de estudio y desarrollo para estar a punto antes del 15 de enero del próximo año.