La Administración Pública española recibe casi 5 millones de facturas electrónicas

Facturae compulsory for e-Commerce

Entre enero y octubre, se presentaron por FACe, el punto general de entrada de la Administración, 4.630.681 facturas electrónicas. Son datos del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas (MINHAPP) que muestran una progresiva consolidación de esta tecnología en las empresas españolas.

Estas cifras se corroboran con las que ha hecho públicas el Observatorio Permanente de la Factura Electrónica de EDICOM. En base a su análisis, la plataforma de EDICOM, uno de los principales proveedores de servicios de facturación electrónica en Europa, gestionó 2.287.463 de e-facturas con las diferentes administraciones españolas. Esta cifra, aglutina tanto las facturas emitidas a través del punto de entrada FACe (punto general de entrada de facturas electrónicas gestionado por la Administración General del Estado), como las recibidas a través de los puntos propios creados ad-hoc por algunas administraciones.

“La legislación española permite a las administraciones públicas gestionar sus facturas a través de FACe o crear sus propios puntos. Las dos alternativas son posibles y, en muchos casos, complementarias”, explica Miguel Soler, Product manager de la plataforma FACTURAE de EDICOM. De hecho, del total de facturas electrónicas que se han emitido a través de la plataforma de facturae de EDICOM, el 45% se destinaron a puntos propios. Las restantes suponen un 30% del total de los documentos que ha registrado FACe en este período.

Por detrás de la Administración General del Estado, el punto propio que más facturas electrónicas recibe es el de la comunidad autónoma catalana, que representa un 10,6% del total de documentos emitidos por el HUB de Administraciones Públicas de EDICOM. En segundo lugar, se encuentra el punto de la Junta de Andalucía (9,1%), seguido de la Xunta de Galicia (8,8%) y del Servicio Vasco de Salud Osakidetza (7,6%).

Una evolución constante

Hay que recordar que desde el pasado 15 de enero los proveedores del Sector Público deben emplear obligatoriamente esta tecnología en sus relaciones comerciales con la Administración. En este sentido, los informes del Observatorio Permanente de Factura Electrónica de EDICOM y del MINHAPP coinciden en una evolución progresiva durante los primeros meses del año. “Los datos de la plataforma de EDICOM muestran que el número de facturas se ha más que triplicado entre febrero y octubre, un crecimiento que también se observa en el caso de FACe”, aclara Miguel Soler.

evolución facturae en 2015

Ventajas operativas

La implantación de la factura electrónica en el Sector Público español responde a una tendencia global hacia la gestión digital. “Multitud de países de todo el mundo está poniendo en marcha esta tecnología debido, no solo a la reducción de los costes económicos, sino también a sus ventajas operativas”, afirma Miguel Soler de EDICOM.

El Gobierno calcula que las empresas ahorran 0,70 euros en cada factura desde que utilizan medios electrónicos. Además, se espera que la Administración General del Estado se beneficie anualmente de más de 50 millones de euros. Pero más allá de los aspectos económicos, la factura electrónica supone una simplificación del cumplimiento tributario, menores tiempos de gestión y otras ventajas añadidas, como la posibilidad de consultar su estatus en cada momento.