El sector sanitario, protagonista de la migración a la Facturae

facturae_sector_salud

Antes del 15 de enero del próximo año, miles de proveedores de la Administración Pública española deberán emplear obligatoriamente la Facturae. La medida, que reducirá el gasto y los tiempos de pago, concierne a sociedades y personas jurídicas de todos los sectores productivos. No obstante, se prevé que el mayor número de migraciones al nuevo formato electrónico se produzca entre los proveedores de productos farmacéuticos y de servicios médicos.

Tal y como publicaba hace unos meses el diario Cinco Días, la principal partida del gasto público se destina a la sanidad en todas las comunidades autónomas, excepto Navarra, Madrid, Cataluña y Baleares, donde ocupa el segundo lugar. En el conjunto del estado, la inversión en esta área asciende a 58.537 millones de euros, lo que representa un 31,4 % del total del gasto efectuado por las autonomías. Estas cifras permiten hacerse una idea del elevado volumen de facturas que se emiten en un ámbito clave para la Administración Pública.

En la actualidad, el de la sanidad es un sector modernizado tecnológicamente debido, entre otras cosas, a la necesidad de optimizar una cadena de suministro, que está marcada por la heterogeneidad, tanto de los productos, como de los actores que formar parte de ella. La necesidad de transmitir datos a distribuidores, proveedores, fabricantes e, incluso, a la propia Administración ha incitado a estas compañías a emplear sistemas como el EDI. Por este motivo, la implantación de la Facturae no supondrá grandes esfuerzos en este tipo de proveedores, que ya cuentan en su mayoría con grandes plataformas de transferencia de datos electrónicos.

Dado el grado de desarrollo tecnológico de las empresas en el sector salud, el esfuerzo de migración de las compañías sanitarias se concentrará en el proceso de conectividad con las administraciones, y la adaptación de los documentos al formato facturae 3.2.

Es el punto de las comunicaciones el más complejo de resolver para las empresas, debido a que cada administración pública, y por lo tanto también servicio de salud, puede disponer de un punto de entrada propio para la recepción de las facturas. Es en este punto, donde es necesario contar con una herramienta de conectividad directa con cualquier administración pública como es el HUB de EDICOM.

En el lado contrario, encontramos a las administraciones públicas, que serán los receptores de las facturas electrónicas. El nivel de desarrollo tecnológico de estas es mucho mayor, por eso, en estos momentos aún son muchas las comunidades autónomas y organismos públicos que se encuentran volcadas de lleno en el proceso de desarrollo de los sistemas de gestión y puntos de entrada de las facturas electrónicas de acuerdo a la Ley 25/2013. Puede consultar en nuestra nuevo sitio web sobre factura con la administración pública española, cual es el estado de implantación de la facturae en las comunidades autónomas.

Factura electrónica en el sector salud

EDICOM es especialista en la puesta en marcha de soluciones de factura electrónica para el sector salud. Nuestra plataforma se encuentra adaptada al esquema Facturae requerido por el Gobierno español, así como a otros estándares utilizados en el comercio B2B para la factura electrónica en todo el mundo como EDIFACT.

Las grandes compañías del sector sanitario, ya se encuentran realizando el proceso de adaptación al nuevo formato de factura y preparando las comunicaciones con las administraciones públicas en sus plataformas EDI desarrolladas por EDICOM.

La experiencia de EDICOM, no se limita al ámbito del B2B, ya que también el sector público, recurre a nuestro conocimiento técnico para desarrollar robustas plataformas B2G que permitan conectar con los proveedores del sector sanitario público para realizar una gestión automática en modo electrónico de las relaciones comerciales.

Un buen ejemplo del expertise que atesora EDICOM en el sector de la sanidad y de las administraciones públicas es la plataforma EDI desarrollada para el Servicio Andaluz de Salud (S.A.S.).