El gobierno podría reactivar iniciativas del 2007 para fomentar el uso de la Factura Electrónica en España

img_nominas_ley

La vicepresidente del Ejecutivo español, Soraya Sáenz de Santamaría, anunció hoy en su comparecencia posterior al Consejo de Ministros que el Gobierno aprobará en los próximos días el anteproyecto de Factura Electrónica y la creación del Registro Contable.

Esta iniciativa se enmarca dentro de las recomendaciones recogidas en el informe de la Comisión para la Reforma de las Administraciones Públicas (CORA), y forma parte del paquete de medidas que se están impulsando para fomentar el ahorro y la eficiencia en la Administración española.

El impulso de la factura electrónica tiene un doble objetivo dentro de este paquete de iniciativas. Por un lado, pretende proteger al proveedor, ya que se trata de un sistema que ofrece mayores garantías sobre la entrega y tramitación de los pagos. Por otro lado, persigue “implantar las tecnologías de la información y las comunicaciones” para incrementar “la productividad y la competitividad de la economía española”, según destaca el informe de la Comisión.

A falta de la publicación del anteproyecto, ya se han adelantado dos de las líneas maestras que lo guiarán:

  • La obligatoriedad de su uso a partir del 15 de enero de 2015 para facturas cuyo importe se de más de 5.000 euros.
  • La necesidad de su puesta en marcha en “las empresas prestadoras de servicios de especial trascendencia económica”.

Sigue leyendo aquí.