El Gobierno canario se adapta a las modificaciones de la Facturae

La Consejería de Hacienda de  Canarias ha publicado una nota en la que informa de algunos cambios en su Punto General de Entrada de Facturas Electrónicas (PeFAC). Con estas modificaciones, la comunidad autónoma se adapta a Orden Ministerial HAP/1650/2015 del pasado mes de julio, que tenía como objetivo solucionar los principales problemas detectados con la puesta en marcha de la Facturae.

Desde el 6 de noviembre, los proveedores canarios cuentan con una nueva interfaz a la que es posible acceder a través de esta página web: https://sede.gobcan.es/hacienda/pefac/. No obstante, esta dirección convivirá con la antigua hasta el próximo 30 de noviembre. Además, se ha modificado el acceso a los servicios web, lo que afecta a todos los proveedores que remitan sus facturas mediante procesos de integración automatizados con PeFAC. A partir del 1 de diciembre, solo podrá emplearse la nueva dirección: https://sede.gobcan.es/hacienda/pefac-ws/v2/FacturaService?wsdl.

En la práctica, la adaptación a la Orden 1650/2015 permite presentar las facturas en la versión 3.2.1, verifica la firma de los documentos con un certificado reconocido y no revocado y actualiza las validaciones en el punto de entrada. A ello hay que añadir que los proveedores con soluciones “webservice”, como la de EDICOM, pueden consultar también el motivo del rechazo de las facturas y su estado por conjunto de Ids. Además, para adecuarse a la nueva normativa, la validación de la duplicidad de las facturas electrónicas se verifica con la fecha y no con el ejercicio.

En actualización constante

La plataforma de factura electrónica de EDICOM se adapta a todos los cambios normativos que surgen con el avance de la Facturae de forma transparente para los usuarios. Así es posible aprovechar al máximo las ventajas de este nuevo sistema: desde el aumento de la eficiencia al ahorro de costes económicos.

España se sitúa en el cuarto puesto mundial de Gobierno electrónico

La Administración electrónica española es la cuarta más avanzada de todo el mundo, solo superada por Francia, Singapur y Corea. Así lo pone de manifiesto un ranquin elaborado por la Universidad Cornell, la escuela de negocios INSEAD y la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual. Tras un estudio de la evolución del Gobierno electrónico en 141 países, España ha obtenido una nota de 94,49 puntos sobre 100, lo que supone un empate técnico con Japón y Estados Unidos.

Pero ¿a qué se debe este ascenso? En el último año, la administración electrónica española ha experimentado un gran crecimiento debido a la puesta en marcha de la Facturae. De hecho, el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas indica que hay 7.679 entidades locales adheridas a este sistema, además de las comunidades y ciudades autónomas. Entre enero y septiembre, el Punto General de Entrada de Facturas Electrónicas (FACE) tramitó más de 3,5 millones de estos documentos.

La implantación de esta tecnología ha contribuido también a mejorar la posición española en el ranquin mundial “Doing Business 2016”, que mide la facilidad para hacer negocios en una determinada región. En el último año la nota ha mejorado de los 73,78 puntos a los 74,86, lo que sitúa al país en el puesto número 33. El informe señala que España ha sido uno de los Estados que más ha progresado en lo relativo al pago de impuestos entre 2014 y 2015, entre otras razones gracias al fomento de la facturación electrónica.

Con la vista puesta en el futuro, se espera que la administración electrónica continúe evolucionando para facilitar las relaciones entre los ciudadanos, la empresas y el Sector Público. De hecho, a partir de 2017 las compañías podrán declarar el IVA electrónicamente.

De hecho, a partir de 2017 algunas compañías deberán declarar el IVA electrónicamente y en tiempo real. Otras en cambio, podrán hacerlo voluntariamente.

Antes, en enero del próximo año, comenzará el piloto del conocido como Sistema Suministro Inmediato de Información (SII), en el que EDICOM participará de forma proactiva con una solución tecnológica destinada a ayudar a las empresas a cumplir con este requerimiento legal y fiscal.