La Facturae, obligatoria para el comercio electrónico

El 2015 ha arrancado con nuevas obligaciones de facturación electrónica con la administración pública, que también se extienden al sector privado en su ámbito digital. Desde el 15 de enero, los comercios electrónicos deben ofrecer la posibilidad a los consumidores, de recibir la facturas en formato electrónico Facturae, siempre y cuando empresas y particulares acepten recibirlas o las soliciten expresamente, tal y como queda establecido en la Ley de impulso de la factura electrónica.

Esta nueva imposición ha afectado, en concreto, a los servicios de agencia de viajes, a los servicios de transporte de viajeros y a las actividades de comercio al por menor, quienes deberán respetar lo dispuesto en la normativa sobre facturación y garantizar la autenticidad del origen y la integridad del contenido de la factura electrónica.

Esta obligatoriedad, además de la propia expedición de la Facturae, implica que dichos comercios electrónicos deben facilitar el acceso a los programas necesarios para que los usuarios puedan leer, copiar, descargar e imprimir dichas facturas de forma gratuita, una cuestión abordada desde EDICOM a través de su solución Business Mail.

Nuevo régimen de IVA para el ecommerce

Más allá de la factura electrónica, 2015 es un año en el que se trabajará por unificar el ecommerce a nivel europeo. Con este objetivo nace un nuevo Régimen Especial para la tributación del IVA de las empresas electrónicas, vigente desde el 1 de enero, que permite a las empresas que se den de alta en el mismo aplicar a sus productos el IVA vigente en el país de la Unión Europea donde resida el comprador.

Además, con esta nueva regulación, las empresas no necesitarán identificarse y darse de alta en cada Estado “de consumo”, ya que podrán presentar su declaración de IVA desde una única localización.

Estas nuevas regulaciones abarcan uno de los sectores económicos en auge. Según el informe European B2CE-commerce, España es la 5ª potencia de comercio electrónico en Europa, un continente donde se estima que existen 264 millones de compradores online que realizan un volumen de compras de 363 billones de euros.

Business Mail, la solución de Facturae para el ecommerce

Esta nueva normativa reta a los comercios electrónicos a seguir atendiendo a sus clientes con todas las garantías y la mayor seguridad. Para que las empresas afectadas puedan cumplir totalmente con las nuevas disposiciones legales y continuar brindando un excelente servicio a los consumidores, EDICOM ofrece a las empresas la solución Business Mail, una aplicación que permite publicar documentos electrónicos (como las facturas electrónicas) en un portal web seguro al que los receptores pueden acceder de forma ágil y gratuita.

Fuentes:

http://www.larazon.es/detalle_normal/noticias/8302886/nueva-normativa-en-ecommerce#.Ttt1QOpbZ4MkYnH

https://www.ecommerce-europe.eu/facts-figures/full-reports

https://www.edicomgroup.com/es_ES/solutions/einvoicing/components/invoices_publication.html

http://www.facturae.gob.es/que-desea/Paginas/consumidor-usuario.aspx

http://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-2013-13722

Estado de la Facturae: El Servicio Vasco de Salud listo para recibir facturas electrónicas

El mapa de incorporación a la factura electrónica con la administración pública en España sigue creciendo, siendo el Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) el último organismo en incorporarse.

El Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) cuenta desde hace unos días, con una plataforma lista para la recepción y tramitación de todas las facturas electrónicas emitidas en formato facturae por parte de su parque de proveedores.

A nivel autonómico, la estructura administrativa del País Vasco cuenta con su propio Punto General de Entrada de Facturas (PGEFe) para la recepción de facturas electrónicas emitidas por sus proveedores. No obstante, el Servicio de Salud Vasco, uno de los organismos públicos de mayor concentración de proveedores, ha decidido desarrollar su Propio Punto de Entrada de Facturas Electrónicas, independiente del resto de la administración Vasca.

La puesta en funcionamiento de este nuevo sistema de facturación electrónica, afectará aproximadamente al 68% del volumen de negocios de los proveedores de este organismo, según los datos obtenidos en 2013, lo que supondrá más de 560 millones de euros tramitados por vía electrónica.
¿Para quién es obligatoria la factura electrónica?

Entre las entidades que deben expedir y remitir factura electrónica de manera obligatoria se encuentran las sociedades anónimas, las sociedades de responsabilidad limitada, las uniones temporales de empresas o las personas jurídicas y entidades que carezcan de nacionalidad española. Para ellas, la facturación electrónica será opcional en el caso de que la factura no supere los 5.000 euros, tal y como se explica desde el Servicio de facturación electrónica del Gobierno Vasco.

Solución EDICOM para la Facturae en el País Vasco

EDICOM cuenta con una solución para abordar la conexión con las distintas instituciones en la emisión de facturas electrónicas.
El HUB de Administraciones Públicas de EDICOM permite la conexión con los PGEFe de las diputaciones, administración autonómica y de Osakidetza vía web. Este sistema, supone una conexión automática, unificada y simplificada para las empresas proveedoras del gobierno Vasco.

Estado de la facturae: Últimas administraciones preparadas para recibir facturas electrónicas

El mapa de incorporación a la factura electrónica sigue creciendo. Las comunidades autónomas de Navarra, Asturias, Murcia, Islas Baleares, Madrid y Extremadura han sido las últimas en incorporarse a este todavía incompleto proceso de transformación a la Facturae por parte de las administraciones públicas españolas. Con anterioridad, ya se habían sumado las regiones de Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia, La Rioja, Castilla y León y Castilla-La Mancha en un primer término.


El 15 de enero fue la fecha límite para la incorporación a la Facturae, marcada desde la Ley 25/2013 de impulso de la factura electrónica y creación del registro contable de facturas en el Sector Público. Según esta ley, todas las facturas que se remitan a las Administraciones Públicas serán electrónicas y se ajustarán al formato XML Facturae en su versión 3.2, tal y como explican desde el Ministerio de Industria, Energía y Turismo.


Una implantación irregular


Pese a que la fecha de implantación obligatoria fue común para el conjunto de comunidades autónomas, no todas las administraciones españolas se han subido al tren de la factura electrónica al mismo tiempo. Las últimas comunidades autónomas en sumarse al mapa de la factura electrónica en España utilizarán como punto general de entrada de facturas electrónicas la plataforma FACe, habilitada desde la Administración General del Estado.


Para facilitar a los proveedores de las administraciones estatales la incorporación a la factura electrónica, el HUB de Administraciones Públicas de EDICOM permite una conexión directa y automática con el punto general de entrada de facturas electrónicas de la Administración General del Estado. Con respecto a las regiones que todavía se encuentran pendientes de incorporarse a este nuevo sistema como por ejemplo El País Vasco, o Canarias, se espera que en un corto periodo de tiempo tengan sus sistemas preparados para la recepción de facturas en formato electrónico (XML facturae).


Una facturación más rápida


Con la llegada de la Facturae se acortarán los ciclos de tramitación de las facturas, y por lo tanto es de esperar que también el plazo de cobro. Pero esta no será la única ventaja de este nuevo sistema. La factura electrónica reducirá los costes derivados de la impresión y el envío postal y permitirá también un ahorro de tiempo al facilitar el acceso a las facturas almacenadas, por no hablar del ahorro de espacio en la gestión física administrativa.


Más allá de esto, la factura electrónica permitirá un conocimiento más inmediato de la realidad económica en las administraciones, de manera más global, contribuyendo a la modernización de la economía y al desarrollo de la Sociedad de la Información.