Hacienda prepara un sistema electrónico de gestión del IVA

El pasado 20 de octubre, la Agencia Tributaria anunció en un comunicado una nueva estrategia de modernización para la gestión del Impuesto de Valor Añadido (IVA). El llamado Suministro Inmediato de Información (SII) permitirá que Hacienda conozca en tiempo real las transacciones comerciales que practiquen los adscritos al sistema. Como consecuencia, se agilizarán las devoluciones y las comprobaciones se realizarán de una forma más rápida y efectiva.

El SII entrará en vigor el 1 de enero de 2017, con el objetivo de que las compañías tengan un plazo suficiente para adaptarse a esta iniciativa. Las primeras informaciones, lanzadas por la propia Agencia Tributaria, anuncian que el sistema será obligatorio para aproximadamente un grupo de 62.000 contribuyentes formado por las grandes empresas, grupos societarios a efectos de IVA e inscritos en el régimen de devolución mensual del impuesto (‘Redeme’). En total, este colectivo representa el 80% de la facturación de los sujetos pasivos de IVA en España. Además, según la información aportada por la Agencia Tributaria, todos los demás contribuyentes podrán sumarse al SII de forma voluntaria.

¿Cómo funcionará este nuevo modelo?

Con el sistema SII, los contribuyentes deberán enviar a la Agencia Tributaria el detalle de las facturas emitidas y recibidas en un plazo máximo de 4 días tras cada facturación. Esto implica que los “libros de registro” se gestionarán a través de la página web de la Agencia. Otra de las novedades, es que, para automatizar el envío de los registros de facturación, se eliminará la posibilidad de realizar asientos resúmenes (incluso en el caso de los tiques).

Esta iniciativa también permitirá a la Agencia Tributaria elaborar los datos fiscales, siguiendo un esquema similar al del IRPF. Así, los contribuyentes podrán utilizarlos para presentar su declaración de IVA de una forma más sencilla.

¿Qué ventajas tiene?

  • El proceso de declaración se simplificará, reduciendo los errores y aportando una mayor seguridad jurídica.
  •  Se suprimirá la obligación de presentar las declaraciones informativas de los modelos 347, 340 y 390.
  •  El plazo de presentación de las autoliquidaciones periódicas se ampliará en 10 días para que los sujetos pasivos puedan verificar el detalle de las operaciones que se le imputan.
  •  Las comprobaciones de la Agencia Tributaria se producirán de forma más selectiva y rápida, gracias a la información de las operaciones prácticamente en tiempo real.

El Observatorio Permanente de la Factura Electrónica de EDICOM se encuentra en la fase de estudio de los cambios que puede suponer para las empresas el nuevo sistema electrónico, denominado “Suministro Inmediato de la Información”, y a la espera de que la Agencia Tributaria haga pública información básica respectiva a las características técnicas del sistema. Características como los protocolos de comunicación, o el esquema de los documentos electrónicos a generar, así como los procesos de encriptación de datos a los que se tendrán que someter dichos documentos.

No podemos olvidar que esta es una iniciativa más hacia la Administración libre de papeles, que dará un primer gran salto tecnológico próximamente con la implantación de la Facturae.

¿Cuáles son los requisitos de los puntos generales de entrada de facturas electrónicas?

Una de las grandes ventajas de la factura electrónica es la trazabilidad que aporta a los documentos. A partir del próximo mes de enero, los proveedores de la Administración Pública española podrán conocer en tiempo real el estado en el que se encuentran sus facturas: si han sido recibidas, aceptadas, pagadas, rechazadas… Esto permitirá evitar la morosidad y acabar con el clásico problema de las facturas “perdidas en el cajón”. El pasado 21 de octubre se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) una resolución que regula, entre otros aspectos, los estados de tramitación y anulación que deben aportar los puntos generales de entrada de facturas electrónicas (PGEFe). Estos son los criterios que deberán tomar como referencia las autonomías o entidades públicas que decidan crear sus propios PGEFe, como es el caso de la Comunitat Valenciana, Cataluña, La Rioja, Castilla-La Mancha o Castilla y León. La adhesión de una entidad tramitadora a un punto general de entrada de facturas requiere algunos desarrollos en los sistemas de gestión para conectarse al PGEFe, acceder a las facturas, tratarlas y reportar el estado en el que se encuentran. Hay que tener en cuenta el único estatus del que informan estos puntos automáticamente es el de “Factura registrada”. El resto se reportan a instancia de la integración de los documentos que realice cada Administración, tomando como referencia la resolución del BOE. Nuestro experto en facturación electrónica Miguel Soler, ha analizado las condiciones técnicas que plantea este texto en un Expert Analysis. En este documento, detalla los flujos de estado que deben aportar las facturas electrónicas. Además, profundiza en la interfaz de servicios web y su relación con los proveedores de la Administración Pública. DESCÁRGUESE NUESTRO EXPERT ANÁLISIS