One step closer to electronic invoicing in Spain

On July 16th, the Official Gazette of the Courts published the Bill on the promotion of electronic invoicing and creation of the accounting record for invoices in the Public Sector. The aim of this initiative, framed within the Public Administration reform plan, is to improve the competitive edge and efficiency of businesses while reducing administrative burdens.

According to government forecasts, the rollout of electronic billing could mean a net annual benefit for the General State Administration of 51 million euros. Moreover, it would save 2.3 million on paper, to which should be added the positive environmental impact entailed.

Once the law is approved, as of 1st January next year, the Public Sector should already be operating with a new invoice processing procedure. All Administrations will have an accounting record of receipts, whose managers will forward the information on invoices received to the Tax Authority. This will allow immediate knowledge of the real economic situation, making it possible to set budgets more in line with the actual situation, and public accounts would consequently be more reliable.

Read more. 

Un paso más cerca de la facturación electrónica en España

El pasado 16 de julio se publicó en el Boletín Oficial de las Cortes el Proyecto de Ley de impulso de la factura electrónica y creación del registro contable de facturas en el Sector Público. El objetivo de esta iniciativa, enmarcada en el plan de reforma de la Administración Pública, es mejorar la competitividad y eficiencia de las empresas, así como reducir las cargas administrativas.

Según las previsiones del Gobierno, la implantación de la factura electrónica podría tener un beneficio neto anual para la Administración General del Estado de 51 millones de euros. Además, se ahorrarían 2,3 millones en papel, a los que habría que añadir la repercusión medioambiental que eso conlleva.

De aprobarse la ley, a partir del 1 de enero del próximo año, el Sector Público ya debería operar con un nuevo procedimiento de tramitación de facturas. Todas las Administraciones contarán con un registro contable de comprobantes, cuyos encargados remitirán a la Agencia Tributaria la información sobre las facturas recibidas. Esto permitirá un conocimiento inmediato de la realidad patrimonial, por lo que se podrían establecer presupuestos más adaptados a la realidad y, por tanto, las cuentas públicas serían más fiables.

Sigue leyendo aquí.